¿Quieres libertad de expresión?

Me uno a esta campaña que he visto en el blog de César Calderón.

Vivimos tiempos oscuros, tiempos de ataques a la libertad de expresión que se han acentuado con el despido de los últimos vestigios de independencia en RTVE Y Radio Nacional, tiempos de televisiones y radios escoradas más allá de la ultraderecha y medios de comunicación en connivencia con el poder.

Tiempos de pensamiento único en el que unos pocos marcan la agenda mediática del país repitiendo los mismos mensajes por tierra mar y aire, tiempos en los que la red vuelve a convertirse en el único espacio de libertad al alcance de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Tiempos en los que nos quieren hacer tragar una crisis creada por la codicia de unos pocos a base de controlar los medios de comunicación tradicionales, minimizando las protestas e imponiéndonos un discurso oficial repleto de ideología conformista y conservadora.

No se si lo recordarán, pero hubo un tiempo en los lejanos días de 1998 en el que un grupo de jóvenes Serbios se enfrentaron a la dictadura de Milosevic al grito de Otpor! y utilizando como herramienta solamente su creatividad y unos teléfonos móviles que ni siquiera tenían internet. Y ganaron

Hubo un tiempo en el año 2004 que los españoles nos movilizamos contra las mentiras de Aznar a base unicamente de SMS, realizando concentraciones relámpago y exigiendo que se nos dijera la verdad sobre los atentados del 11M. Y ganamos.

Y hubo otro tiempo, más cercano, en el que miles de españoles escribíamos en nuestros blogs, charlábamos, nos enlazábamos, conversábamos y nos movilizábamos en micro-causas. No existían aun las redes sociales y los smartphones solo estaban al alcance de unos pocos privilegiados, pero esa constelación de blogs  se convirtió un espacio de libertad política al margen de las agendas y los discursos oficiales.

Ya no basta con las redes sociales, en una situación como la que vivimos es necesario establecer nuevos espacios de libertad de creación, de pensamiento, de debate, de acción y de movilización, y eso no puede ser otra cosa que los blogs.

Si tienes un blog, únete a esta campaña, pega la imagen en tu bitácora  y haz tu propia llamada a la acción, si no lo tienes, ábrete uno.

Conversa, enlaza, debate, enlaza, crea, enlaza, moviliza, y no dejes de enlazar.

Si quieres libertad de expresión, no te la van a regalar, abre tu blog y gánatela.

Nueva etapa

Bienvenidas y bienvenidos a mi nueva casa. Como veis, me he mudado. La decisión no ha sido fácil, llevaba años rumiándola y había llegado el momento, lo notaba, había “unnoséqué” cuando entraba en el antiguo blog que no me hacía estar a gusto, un “algo” que me pinchaba y me pedía una transformación. Huellas, que nació en blogger y que, en ocasiones, he sentido que tomaba vida propia, es como un hijo molesto o un apéndice que te demanda diferentes necesidades según transcurren los años. A veces le dejo llorar en una esquina hasta que se calla de puro cansancio y otras, no me queda más remedio que hacerle caso y atender sus exigencias. Así es como hemos llegado a wordpress, pero con un añadido decisivo: el software libre.

Así que, desde este momento, tal y como me ocurre en mi vida personal, también quiero asumir este nuevo reto en la red. Se supone que el aprendizaje debe ser continuo, intentaré gestionar Huellas con los nuevos instrumentos que tengo a mi alcance, también os pido un poco de paciencia ante mis atropellos, que seguro cometeré.

En el siglo pasado, Richard Burton, un explorador británico de tierras africanas expresó que el momento más alegre de la vida de un hombre es el de la partida de un largo viaje hacia tierras desconocidas… Algo parecido siento al abrir esta nueva etapa bloguera. Así pues, estás invitadx a participar en esta casa o bien, si lo prefieres, asómate por aquí de vez en cuando, si te coincide de paso, o cuando tengas algo de tiempo. Tu visita será de gran agrado, como antes.

Pasa, la puerta está abierta 🙂

Mañana publica en blanco

Este miércoles 18 de mayo los blogs de Blog Solidario estaremos en blanco. ¿Por qué en blanco? Porque mañana es el Día Mundial de la Vacuna del Sida y lo que nos gustaría de verdad es poder explicar que ya tenemos una vacuna, que lo hemos conseguido. Pero aún no podemos hacerlo y por ello queremos sumarnos al apoyo de la investigación en vacunas del Sida.
En el mundo hay 33,3 millones de personas que viven con VIH y cada día se producen 7.100 nuevas infecciones por VIH. Si queremos dejar atrás estas cifras, necesitamos nuevas herramientas de prevención: una vacuna sería un verdadero revulsivo ante la pandemia.
Por ello, los blogs que formamos parte de Blog Solidario nos sumaremos a esta campaña y publicaremos un post en blanco este miércoles para visibilizar que ahora, más que nunca, necesitamos una vacuna del Sida.
¿Y cómo te puedes sumar?
Este miércoles, publica un post copiando la imagen o el código que encontrarás al final de texto. El resultado es que se publicará un post en blanco en el que, cuando se haga click encima, las personas serán redirigidas a este link de Blog Solidario. Aquí explicaremos qué es una vacuna del Sida, por qué el mundo necesita una y qué pedimos al Gobierno español. Para el título, recomendamos poner algo así como “Hoy publico en blanco”.
Además, también puedes explicar tu apoyo a la investigación por una vacuna del Sida  utilizando el hashtag #VacunaSida.
El día que lo consigamos, nuestros posts dedicados al 18/05 estarán llenos de letras, esperanza y alegría. Mientras, seguirán en blanco.

¿Qué es copiar?

Me lo habían aconsejado varias personas, no sólo por las opiniones y el debate recogido sino porque también ofrece información veraz sobre los derechos de autor y la difusión de la existencia, aún tan poco explotada, de la licencia Creative Commons.
Estos días de descanso he podido ver, ¡por fin! “¡Copiad, malditos!”, documental peculiar y novedoso, producido llamativamente por TVE. Llamativo porque la Ley Sinde está a puntito de salir y, sin embargo, han contribuido a la realización del documental que no es precisamente un halegato a favor de la nueva ley que está por llegar. Peculiar por la estructura narrativa. El espectador hace el seguimiento sobre la marcha, junto con el narrador, de los pasos para deducir qué tipo de licencia le conviene más, aunque obviamente, desde el principio, el director está más inclinado a la posibilidad de una difusión libre. Novedoso porque nunca antes había oído hablar en una obra audivisual (que no debates televisivos o noticias de prensa), sin pelos en la lengua, sobre las ventajas y desventajas de un copyright, o de los efectos colaterales de ser socio de la SGAE, u otra organización de gestión de derechos de autor, que desde hace tiempo considero unos chupasangres…

Pero lo que más me ha llamado la atención en esas campañas contra la piratería son algunos nombres que para mi, sorprendentemente, defienden una postura que privatiza la cultura en manos de unos pocos, cuando creo que debería estar al alcance de todo el mundo, de la forma más horizontal posible. ¿Victor Manuel? ¡¡Pero si era comunista!! ¿Rosendo? ¡Qué decepción! Entiendo algunos matices del discurso, compartir no debe ser obligatorio sino lo deseable, pero me da la sensación que quienes defienden estas posturas criminalizadoras hacia el ciudadano de a pie son viejas glorias, en un tiempo atrás con un buen estatus artístico, que han visto como su cuenta corriente se ha ido desinflando. Porque los grupos y compositores que aún tienen tirón hacen conciertos y, de hecho, muchos mantienen que internet es muy democrático y, por lo tanto, existe mayor difusión de su música, álbumes que, de otro modo, no compraría el mismo número de gente que sí escucha su música en la red y se anima a ir a un concierto.

Apocalíptico, al final, José Manuel Tourné, director general de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual, dice que si no se protegen los derechos de autor, no habrá nadie que quiera dedicarse a crear. Lo cierto es que desde mi punto de vista crear es, por suerte, un concepto tan amplio, que no estoy ni una pizca de acuerdo con esa afirmación. De hecho, el ser humano crea porque se le ocurren cosas, así, sin más, suele compartirlas (al menos a eso debemos educar a nuestros pequeños y mayores), pasa de manos, evoluciona, una idea u obra inspira muchas otras que llaman derivados… ¡es enriquecedor! Y eso no quita que tengan derecho a cobrar por un trabajo que realizan… no me parece incompatible. ¿Pero cuántas veces hay que cobrar por el mismo trabajo?

Parece que sólo defiende a aquellos que producen una creación con la finalidad de ser rico, entonces sería más aconsejable dedicarse en una farmacéutica a cobrar patentes de todos los medicamentos y vacunas imaginables. Mucha gente, entre la que me cuento, trabajamos por un salario, pero también hacemos muchas cosas desinteresadamente, en nuestro tiempo libre, desarrollamos  ideas que compartimos, que difundimos, que sabemos que provocan otras… y también copiamos lo que han hecho otros, lo versionamos. Mi respuesta a la pregunta “¿Qué es copiar?” sería copiar muchas veces es una puerta a la inspiración y, por supuesto, hay que citar a quien se copia.
Para visionar el documental o/y descargártelo pincha aquí. Muy buen trabajo. También te animo a visitar su blog ¡Copiad malditos! Derechos de autor en la era digital

Medicina contra las faltas (de ortografía) o de cómo hacer el estudio de la lengua más divertido

Os presento [sic], un blog fresco y original, aunque no es esto lo que más me ha gustado. Soy de esas personas a las que les duele los ojos cuando ve una falta de ortografía, no cuando es reconocible un despiste… sino una FALTA DOÑA FALTA. Aunque también reconozco tener errores gramaticales de expresión, me hago lío con las distintas voces de los narradores o a veces he utilizado mal los tiempos verbales [esto me viene del asturiano] pero bueno… en mis notas pondré un gran NM (necesito mejorar) en esta evaluación.
Lo más encantador de [sic] es el fin didáctico mediante un lenguaje visual que a todos nos suele resultar fácil, especialmente a los más jóvenes.
Me siento muy agradecida al encontrar estas perlas de vez en cuando, con profesores motivados, que creen en su labor educativa y que, para ellos/as, su trabajo es más que un salario. Me siento con suerte, en la niñez me crucé con una maestra así que me dejó huella.

“La idea es muy sencilla: un día, saliendo del Metro, les enseñé a mis alumnos en la pizarra digital una foto que había hecho con mi móvil a un cartel que contenía varias faltas de ortografía. Al notar su sorpresa, les dije que había faltas de ortografía por todas partes. Algunos no me creían, así que les animé a encontrar ellos mismos las faltas, fotografiarlas y mandármelas por correo. Las clases ya siempre arrancan con la “cazada” de algún alumno, pero el aula se nos quedaba corta; teníamos que hacerlo público. Por eso he creado este blog y, dado que, aunque no sepan latín, les encanta que les cuente la etimología de las palabras, decidí titular este blog con un término que nos viene como anillo al dedo: el adverbio “sic” (del latín, “sic”, así). Nunca imaginé que la ortografía pudiese ser tan divertida. Al menos, para ellos. Y eso es lo que importa. Periódicamente, iremos publicando nuestras “cazadas”. Cualquier estudiante será bienvenido aquí. (Pablo L. Medel, profesor de Lengua y Literatura de ESO. Madrid).”

Las nuevas tecnologías

Lo prometido es deuda, retomo la entrada del sábado. Como decía, este fin de semana estuve en un taller sobre las posibilidades de internet en la prevención del VIH. Lo impartía César Calderón, un bloguero (no sé si esta definición tan simple y determinista es adecuada, más bien El Bloguero) que nos abrió las puertas a otros puntos de vista sobre cómo trabajar en nuestras asociaciones y cómo diseñar ciertas estrategias para tener (buena) presencia en la red.

Sinceramente, no llegué con muchas ganas un sábado por la mañana, ¡es que odio madrugar los fines de semana! Bueno, realmente nunca me gusta madrugar, en el diccionario, si se busca la palabra marmota, viene mi foto. Pero además no soy muy apasionada del ordenador por mi sublime torpeza.

Pero lo cierto es que la jornada se fue desarrollando y cada vez la cosa se ponía más interesante. No sólo por descubrir algunas estrategias de difusión y de captación de votos en campañas politicas como la de Obama o la de algún dirigente socialista; o conocer más de cerca la experiencia bloguera del actual lehendakari, o las posibilidades de los enlaces en las páginas web que tiene que ver con el lugar que ocupas en ua búsqueda de Google; o con cómo definir nuestra identidad digital… Curioso y ameno a pesar de lo intensivo de la jornada.

También me sirvió para replantearme este blog y cómo mejorarlo. De ahí el lavado de cara (estoy encantada) y esto de separar los párrafos y realizar enlaces… Si es que… nunca te acostarás sin saber una cosa más. También me gustó la concepción valiente que nos ofreció el ponente, si te abres a Internet, te abres del todo… pero hay que ver lo que cuesta superar eso del miedo escénico. Al igual que nos transmitió la importancia de compartir la información en la red, ser capaz de generar opinión, las posibilidades de Google Reader, etc. ¡Ah! Que ya me he enterado para qué sirven esos simbolitos en las web’s donde indican RSS… ¡Sí, no tengo perdón!

Otra cosa que me dio que pensar, ¿sabéis que wordpress es software libre? ¡Qué listos! Pues yo no lo sabía. Y no es el caso de Blogger. Lo cual me dio una buena razón para migrar, pero mi aprendizaje es lento y aunque he abierto ya otro Huellas en wordpress, me está costando una barbaridad hacerme al nuevo formato, se aceptan brico-consejos. Aún así, espero que el gurú que tuvimos la suerte de conocer el sábado me dé un aprobado con algo de nota por mi intento intencionado (¡snif!).
No obstante, aunque esto no se acerca ni por asomo a lo que es Netoratón, uno de los blogs más leídos de este país (que no se dice este país, que se dice España) y generador de opinión política y social (muy aconsejable que lo tengáis de referencia, aunque su entrada de hoy me ha dejado un poco muerta), a esta analfabeta tecnológica le viene muy bien su pequeño blog para el hígado, por toda la rabia personal e indignación social que suelo vaciar en él. Os aseguro que mi gente más cercana lo agradece.

Comiendo terreno

El título de esta entrada corresponde a un blog que acabo de conocer y que impulsa una iniciativa muy curiosa, al estilo “reclame de street“. Conlleva una reivindicación que no es nueva, pero la forma de llevarla a cabo es original, distinta.
El espacio público es de todos y ante el continuo acoso y control por parte de las administraciones, no sólo mediante la instalación de cámaras por doquier, en cualquier esquina de la ciudad, sino que cada vez son menos las actividades que podemos desarrollar en la calle. Leed a continuación su presentación y, si os llama la atención, visitad su página:

“COMIENDO TERRENO es un proyecto artístico que actúa en la re/construcción del espacio público urbano. Ante el planteamiento de una ciudad-centro-comercial surge la idea de apropiarse de ciertos lugares para reafirmar su uso cotidiano y social. Para ello nos instalamos por unas horas en la calle con el fin de disfrutar de una comida “como en casa”, compartiendo mesa y terreno con vecinos, amigos y todo aquel al que le apetezca revitalizar la ciudad.Este es un proyecto colectivo y abierto basado en el interés por lo comunitario con el que se pretende crear una dinámica continua de acciones. Por eso hemos creado este blog, que además de diario es el lugar de información y encuentro, disponible y abierto a propuestas y colaboraciones.”

http://comiendoterreno.blogspot.com/

REFLEXIÓN SOBRE EL HISTRIONISMO

“Las personalidades histriónicas tienen como rasgo fundamental de su carácter la búsqueda de atención exagerada, la demanda continua de apoyo, la necesidad insaciable de aprobación. Suelen ser muy emotivos, impresionables, sugestionables e influenciables. Tienden a la teatralidad y la fantasía, no suelen tener un gran relieve en el terreno racional y sí en lo creativo e imaginativo. Tienen muy escasa tolerancia a las frustraciones y reaccionan a ellas de una manera muy intensa y dramática. Valoran mucho la apariencia, son personas muy seductoras y atractivas que erotizan siempre las relaciones interpersonales”. http://www.elmundo.es/yodonablogs/2006/05/31/miscircunstancias/1149064078.html

Iba a escribir sobre la película que ví la semana pasada pero este fin de semana leí un artículo que tenía cierta relación con la noticia que he visto colgada en Público cuyo titular rezaba así: “Un arzobispo británico alerta de que Facebook y MySpace inducen al suicidio”. Automáticamente, mi atención se desvió hacia mis contradicciones con el Facebook. Sin leer el groso del texto puedo imaginar a los curas criticando las redes sociales de Internet, su desvergüenza y su cruzada contra la decencia moral (habría que definir el concepto para saber a qué llamamos decente unos y qué es decente para otras, pero esto podría dar lugar a varios post de este blog y ahora mismo prefiero centrarme en otro tema).
Suicidios se han llevado a cabo por diversos motivos, desde tiempos inmemoriables, por supuesto antes de que apareciera Internet (para quien tenga interés, muy recomendable “El Suicidio” de Durkheim, un clásico de la sociología). La cuestión es que algunas redes también se convierten en grupos de presión contra dictámenes eclesiásticos y de otra índole, de ahí que las capas religiosas levanten su espada prejuiciosa contra este fenómeno. La noticia, mirando lo concreto, informaba que un adolescente británico se había suicidado después de un violento suceso por parte de “sus amigos”, que publicaron comentarios despectivos sobre él; y eso en la adolescencia, ya se sabe, te hunde.
Los sacerdotes aún no se han enterado de que el feisbuk funciona como la vida de los pueblos, donde el arco límite entre el ámbito público y privado se desvanece, con todo lo negativo que eso conlleva. Tiene gracia porque hay gente (pa tó) que no compartiría ciertas intimidades en la vida real pero en la virtual de su feisbuk expone todo tipo de fotografías entre su red de amigos (o amigos de sus amigos, es decir, que ni les conoces de vista), a veces gente que no tiene grandes habilidades para las relaciones interpersonales pero tras el ordenador informa de su estado de ánimo diario a todo quisqui, como si fuéramos terapéutas haciéndole el seguimiento. Me sorprende este tipo de comportamientos, de hecho, a veces, no doy crédito, pero vamos, que no soy la primera que habla de ello ni muchísimo menos.
Este fenómeno relacionado con la construcción de la identidad a través de “lo que los demás ven de mi” lo han acuñado como extimidad, un término que el psicoanalista francés Jacques Lacan utilizó por primera vez (aunque no con este sentido). Como todos los términos antagónicos, la extimidad no se puede definir sin el concepto de intimidad, este término tan denostado en la actualidad pero tan valorado por la que aquí suscribe. La curiosidad que me inspira la consecuencia directa de mostrar algo que se presupone íntimo en una ventana, es que justamente pierde su carácter íntimo, para ser éxtimo. A través de esta conmutación, se busca la valoración (positiva) de los demás en función de lo expuesto en el escaparate y, al hacerlo, tú mismo construyes de otra forma lo que está dentro, lo íntimo.
La introspección no está cotizada, por eso estas cosas virtuales tienen un punto muy perverso. En las redes (la única que conozco es feisbuk, y no en profundidad), la popularidad (como en los programas del corazón) o el caché te la ofrece el número de amigos que consigues agregar, es decir, cuantos más amigos parece que tienes, más valorado o aceptado demuestras que estás, así que hay usuarios que tienen ahí metido de todo, desde gente que han visto dos veces en su vida, amigos de la infancia con los que no hablan desde hace años (por algo será) o amantes de una noche de borrachera, que hasta les ha costado recordar el nombre, por no nombrar a la panda de desconocidos que quieren ser tus amigos y no sabes ni por dónde aparecen… Todos agregados, porque claro… tener cincuenta amigos no mola, pero ¡tener doscientos! Guaaaaoooo! Es otro nivel, sin duda. Y yo me pregunto, ¿pero lo realmente valorado en algunos sectores (materialistas) no era la exclusividad? Pues no, pues no, ahora lo que se lleva es coleccionar colegas, como si no costara.
El otro aspecto que también da caché es el de las fotos, cuantas más fotos exhibi(mos) mejor estatus tendremos en nuestra red social. Mi conclusión es que al igual que es importante no ser undonnadie terrenal, parece también importante no serlo en la red social y eso al final es presión ¿virtual? (pero real). ¡Ay! Me sigo felicitando por haber superado la adolescencia, qué difícil lo tienen nuestros chavales de hoy en día y aquellos que a pesar de ir camino de los cuarenta siguen igual, impermeables al tiempo mentalmente.
Y digo yo… ¿realmente se ha incrementado la comunicación? Comunicación entendida como calidad de una relación… Por ejemplo, siempre me ha llamado la atención aquellos comportamientos que me parecen casi compulsivos, de llamadas desde el teléfono móvil sin ningún objetivo concreto, el hablar por hablar, las conversaciones de besugos, el cotilleo, el intercambio de palabras con quien sea mientras espera impaciente en cualquier lugar por aquello del tiempo muerto…
Decía un profesor de mi facultad, jubilado ya, que los móviles no habían mejorado la comunicación humana, sino que lo único que había aumentado era el nivel de cotilleo. Y ¡joder! Después de unos años me he dado cuenta de que tenía razón, que no ha aumentado la calidad de la comunicación entre personas sino más bien todo lo contrario. Cuántas veces nos ha ocurrido que estamos con alguien compartiendo un rato, un café, un DVD, un paseo… ¡y más de la mitad del tiempo se lo ha pasado hablando con otras personas por teléfono! Conmigo desde luego no se ha comunicado, bueno sí, me ha comunicado su desinterés porque otra cosa no me ha llegado. Y digo yo, pudo haberme avisado con un mensaje al móvil, porque si lo sé, la que intenta no perder su tiempo en tal “compañía” soy yo.
De todas formas, ejemplos de extimidad los hay a patadas por doquier, no hay más que escuchar algún programa de televisión estilo “Diario de Patricia” o bien abrir cualquier revista de prensa rosa. Pienso que el punto a favor que percibo es la posibilidad de destruir algún prejuicio mediante la extimidad, como los casos de personajes conocidos que salen del armario, que dan fuerza a muchas otras personas que no se atreven a dar el paso o ejemplos de caras conocidas que confiesan sufrir enfermedades raras y que ante esa exposición de lo íntimo, puede dar lugar a que se investigue o se dé a conocer ese tipo de padecimientos.
Ciertamente, en ocasiones este blog también puede ser un ejemplo de extimidad, entre otras cosas, porque no he pretendido lo contrario, si no tendría los escritos guardados celosamente debajo del colchón, como antaño. Pero es verdad, que la pantalla del ordenador no refleja mejillas coloradas, ni risas nerviosas, ofrece un cierto desapego emocional ante quien lo pueda leer y es el cajón donde puedes expresar sin ser vista. Todo ello bajo pseudónimo, así semos.
Si queréis profundizar en este tema, una opción puede ser el ensayo “La intimidad como espectáculo” de la antropóloga argentina Paula Sibilia, publicado en Fondo de Cultura Económica. Ella asegura que “Lo que ha sucedido es que ha cambiado la forma en que nos construimos como sujetos, la forma en que nos definimos. Lo introspectivo está debilitado. Cada vez nos definimos más a través de lo que podemos mostrar y que los otros ven. La intimidad es tan importante para definir lo que somos que hay que mostrarla. Eso confirma que existimos”.
Mmm, es para tener miedo, ¿o no?

 

STAMOS TO2 LOKOS

Sos tan fashion siempre en el molde.
No te queres perder nada
y te perdiste de todo.
It’s okay, It’s okay, esta bien…
Sos tan fashion
Siempre en buena compañía
No te diste cuenta
y te perdiste la mía.
It’s okay, It’s okay, Está bien…
Estás tan in
que no encontrás la salida
imperio insoportable
que ya es tu vida.
It’s okay, It’s okay, esta bien.
Sos tan Glam que te sentás de dorapa
y con las nuevas tendencias
sos más papista que el papa.
Estás tan guau, estás en el tapete
y no querés que nadie te baje el copete.
It’s okay, It’s okay, Esta bien…
Allá vos, aquí yo
cuando quieras yo te espero
Hay mucha gente Caminando sola por la ciudad
nadie los mira
pero vos y yo sabemos que están
porque te cuesta tanto ver que sos uno más…
Hay tantos sueños
caminando ciegos por la ciudad
nadie los mira
pero vos y yo sabemos que están
porque te cuesta tanto ver que sos uno más
Uno más, uno más, uno más
Sos tan facho, siempre de uniforme
Haciendo tanto esfuerzo tu voluntad es enorme
Tu moderno, es tan antiguo
Y tu odisea en el espacio tan 2001.
Termino.
It’s okay, It’s okay, esta bien
Está bien, está bien, it’s okay.
Todos de blanco ahora todos de azul
Mañana todo amarillo, pasado todos de tul.
Sos tan fashion, sos tan facho
It’s okay, It’s okay, It’s okay, It’s okay
Está bien, está bien, está bien, está bien
Kevin Johansen. SOS tan fashion
¿Será una fiebre? ¿Será una locura colectiva pasajera? ¿Será que las personas se sienten muy solas? ¿O será que tienen mucho tiempo y ganas de perderlo? ¿Será la base de una nueva forma de comunicación humana? ¿Será que ya no entendemos la amistad en la que no medie una pantalla, ya sea de móvil o de ordenador? Noooooo, ¡es el feisbuk! (Facebook para los entendidos).
Quién iba a decir que tener una red de amigos por Internet, y no en una base de datos cualquiera, fuera a ser lo más cool y lo más in de nuestro tiempo. El Jueves publicó su particular crítica a esta web donde se encuentran millones de usuarios de todo el mundo. Y sí es cierto, hoy me he registrado, sí, he caído, a pesar de haberme resistido durante muuucho tiempo, he sido débil. ¿Por qué no te haces del feisbuk? Porque no tengo tiempo para tonterías, contestaba yo tan magnánima… ¡Si tengo un blog y últimamente ni lo actualizo! ¿Qué voy a hacer yo con un feisbuk de esos? Y sí, está todo el mundo que te puedas imaginar, increíble, están tus amigos “los intelectuales”, tus amigos “los frívolos”, tus amigos “paso de todo”, tus amigos “comprometidos con otro mundo es posible”… TODOS. Está pasando casi lo mismo que hace unos años con los móviles, si no tienes móvil, no tienes amigos, no te enteras de los cambios en las quedadas, por ejemplo… y ahora pasa algo parecido con el feisbuk, ese lugar donde la gente se dice cosas sin trascendencia, donde se informa del estado de ánimo como si nos importara a los demás, ejem, amigos míos, sí me importáis pero prefiero llamaros o compartir un café, que algo no me acaba de convencer, por mucho que el fantástico me diga que esto engancha y que tengo que descubrir un montón de posibilidades que ofrece… Bueno… será verdad, si yo no pongo en duda sus palabras, pero de ahí a convencerme… está por ver. Luego, tengo un amigo, querido compañero incansable, que me ha enviado varias fotografías exclusivamente para que las cuelgue en el feisbuk, y las sustituya por la maravillosa playa de mi pueblo que ilustra “Mi perfil”. La verdad que son buenas, pero antes de inscribirme en el feisbuk, no se le había ocurrido mandármelas, ¡hay que joderse!
También me han dicho que de esta forma pueden localizarte antiguos amigos del colegio o personas con las que simplemente te has cruzado en algún momento de tu vida, jeje, espero que eso no sea cierto, por saneo mental, más que nada, si no están ahora en mi vida, es que no las quiero en ella, creo que está claro.
En fin, compañeros y compañeras, abandono Sion, ya que estoy a punto de descubrir el “maravilloso mundo feisbuk”, ése del que tanto he oído hablar y que ha secuestrado tantas almas, dejándolas perdidas en Matrix. ¡Ah! Ahora entiendo la película…