¿Qué es copiar?

Me lo habían aconsejado varias personas, no sólo por las opiniones y el debate recogido sino porque también ofrece información veraz sobre los derechos de autor y la difusión de la existencia, aún tan poco explotada, de la licencia Creative Commons.
Estos días de descanso he podido ver, ¡por fin! “¡Copiad, malditos!”, documental peculiar y novedoso, producido llamativamente por TVE. Llamativo porque la Ley Sinde está a puntito de salir y, sin embargo, han contribuido a la realización del documental que no es precisamente un halegato a favor de la nueva ley que está por llegar. Peculiar por la estructura narrativa. El espectador hace el seguimiento sobre la marcha, junto con el narrador, de los pasos para deducir qué tipo de licencia le conviene más, aunque obviamente, desde el principio, el director está más inclinado a la posibilidad de una difusión libre. Novedoso porque nunca antes había oído hablar en una obra audivisual (que no debates televisivos o noticias de prensa), sin pelos en la lengua, sobre las ventajas y desventajas de un copyright, o de los efectos colaterales de ser socio de la SGAE, u otra organización de gestión de derechos de autor, que desde hace tiempo considero unos chupasangres…

Pero lo que más me ha llamado la atención en esas campañas contra la piratería son algunos nombres que para mi, sorprendentemente, defienden una postura que privatiza la cultura en manos de unos pocos, cuando creo que debería estar al alcance de todo el mundo, de la forma más horizontal posible. ¿Victor Manuel? ¡¡Pero si era comunista!! ¿Rosendo? ¡Qué decepción! Entiendo algunos matices del discurso, compartir no debe ser obligatorio sino lo deseable, pero me da la sensación que quienes defienden estas posturas criminalizadoras hacia el ciudadano de a pie son viejas glorias, en un tiempo atrás con un buen estatus artístico, que han visto como su cuenta corriente se ha ido desinflando. Porque los grupos y compositores que aún tienen tirón hacen conciertos y, de hecho, muchos mantienen que internet es muy democrático y, por lo tanto, existe mayor difusión de su música, álbumes que, de otro modo, no compraría el mismo número de gente que sí escucha su música en la red y se anima a ir a un concierto.

Apocalíptico, al final, José Manuel Tourné, director general de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual, dice que si no se protegen los derechos de autor, no habrá nadie que quiera dedicarse a crear. Lo cierto es que desde mi punto de vista crear es, por suerte, un concepto tan amplio, que no estoy ni una pizca de acuerdo con esa afirmación. De hecho, el ser humano crea porque se le ocurren cosas, así, sin más, suele compartirlas (al menos a eso debemos educar a nuestros pequeños y mayores), pasa de manos, evoluciona, una idea u obra inspira muchas otras que llaman derivados… ¡es enriquecedor! Y eso no quita que tengan derecho a cobrar por un trabajo que realizan… no me parece incompatible. ¿Pero cuántas veces hay que cobrar por el mismo trabajo?

Parece que sólo defiende a aquellos que producen una creación con la finalidad de ser rico, entonces sería más aconsejable dedicarse en una farmacéutica a cobrar patentes de todos los medicamentos y vacunas imaginables. Mucha gente, entre la que me cuento, trabajamos por un salario, pero también hacemos muchas cosas desinteresadamente, en nuestro tiempo libre, desarrollamos  ideas que compartimos, que difundimos, que sabemos que provocan otras… y también copiamos lo que han hecho otros, lo versionamos. Mi respuesta a la pregunta “¿Qué es copiar?” sería copiar muchas veces es una puerta a la inspiración y, por supuesto, hay que citar a quien se copia.
Para visionar el documental o/y descargártelo pincha aquí. Muy buen trabajo. También te animo a visitar su blog ¡Copiad malditos! Derechos de autor en la era digital
Anuncios

13 comentarios el “¿Qué es copiar?

  1. Es un tema complicado; entiendo a los artistas que se quejan de que otros ganen dinero por difundir sus obras y les apoyo. Pero en cuanto al intercambio…no va a parar, y seguramente estamos en otra época de difusión de la cultura y el entretenimiento. En principio, me gusta que las obras de arte puedan tener la mayor difusión posible, porque de su intercambio pueden surgir otras. Por otro lado, quien las hace debe ser su dueño. Y al final, todo es vil metal, mira, en rima. Yo quería hacer con mi blog lo de creative commons eso, pero bueno, tampoco es que me importe si me copian (en realidad, me haría ilusión xD) pero sí me gustaría que me avisaran y citaran.

    Muy interesante, un abrazo 🙂

  2. Respecto a la licencia Creative Commons, estoy informándome porque me gustaría hacerlo, creo que es una forma de decir que compartes y si cogen algo de este sitio, me gustaría que se dijera de dónde se ha sacado, creo que ese es el fin de una licencia de este tipo. A fin de cuentas, creo que es lo que hacemos todos cuando ponemos una cita o comentamos una noticia, artículo, documental o lo que sea.

    Todo esto, Explorador, como bien dices no está exento de debate… alguna solución habrá… digo yo…

    Un fuerte abrazo

  3. Es un problema de adaptación a las nuevas tecnologias. La gente es incapaz de modificar nada si funciona en especial si se gana dinero. Es mejor pasar la cesta que trabajar.

    Saludos.

  4. ufff te ha pasado como a mi, que he visto este reportaje de TVE, en estos días de descanso. Y me ha produdcido más o menos las mismas sensaciones que te ha dado a ti.
    Cierto es que comparto tu opinión de que ciertas “glorias” a ver disminuir sus cunetas corrientes no tienen claro que ellos también fueron “influenciados” o (copiaron, como prefiramos todos) a alguien.
    Ser influenciado no te covierte en un terrorista de la cultura, al contario. SIno todos los que como tu y yo tenemos un blog, donde dejamos cosas (de manera gratuita) al final somos CREADORES (con mayusculas) no digo que seamos buenos o malos, sino creadores.
    Internet tienen una gran vertiente cultural quieran o no las viejas glorias (como tu dices).
    Un saludo mi amiga. me gustaron tus reflexiones.
    Falsario.

  5. Es cierto Carlos63, como dicen en el documental, por ejemplo, a la SGAE no le interesa cambiar un ápice su funcionamiento, aunque sea injusto, porque le da dinerillo del bueno…

    Gracias Falsario. Sí, todo el mundo tiene influencias, alguien comenzó un trabajo que luego continuó otro; o alguien puede escribir un relato porque leyó algo de otra persona que le inspiró otra historia… Con la música es lo mismo….
    En fin, entiendo que el respeto por el trabajo de los demás (como el de uno mismo) es básico, simplemente, pero cuando “las creaciones” se vinculan al dinero, obviamente la cosa cambia y comienzan los problemas. El debate continúa.

    ¡Saludos!

  6. Estoy contigo, Silencio.
    Por supuesto que hay que defender los derechos de autor, pero no a cualquier precio. Y es la mal llamada Ley Sinde (no se trata sino de una medida que forma parte un paquete de leyes denominado Economía Sostenible) preserva la propiedad intelectual a cambio de vulnerar un pilar constitucional básico. Es decir, la aprobación (pasando por encima del pobre Alex de la Iglesia) de la “ley” Sine, supone dar luz verde al gobierno para que hoy cierre una página de descargas ilegales y mañana, como aquel que dice, chape cualquier ciber espacio ya por el color de fondo de pantalla, ya por la opinión vertida, ya por lo que les dé la gana. Por cierto, la página Rojadirecta (web de dedscargas de eventos deportivos) ya fue cerrada en su día.
    En definitiva, que si la caída de las Torres Gemelas ha servido para que nos pongan cámaras de vigilancia en la báñera, el escándalo Wikileals (germen de la cosa) puede propiciar que Internet, un espacio que siempre se caracterizó por la liebertad y diversidad de opiniones, acabe tan mediatizado, manipulado y controlado cual radio, prensa o televisión.
    Y nuestros “amigos”, esos que siempre son los priemros en enarbolar la bandera de la igualdad (entendiendo por ellos a Ramoncín, Miguel Bosé, Alejandro Sanz, Víctor Manuel etc…)ahora, curiosamente, se ponen del lado del Sr. Bautista, individuo que se levva crudo al año 230.000 euros del ala.
    Encima parece que uno tiene que disculparse por no poder comprar discos originales. Si ganara una mijita de lo que el presidente de la S.G.A.E., con gusto me me haría con cd`s “auténticos”. A uno también le gusta tener en su discoteca particular los discos con las carátulas, libretos y fotos. Un buen amante de la música es lo que desea, pero no puede permirírselo dado los precios que marcan la industria actualmente.

    Un saludo y perdone usted la indignación, jajajaja…

  7. Tanto han cambiado las cosas desde que tenemos el monstruo de internet, es que hay que ir con los tiempos, aunque los tiempos nos jodan, porque todos estamos expuestos a ser copiados, hasta en la manera de andar
    Fantastico blog, genial

  8. Te ha pasado un poco como a mi: hasta que no has tenido un poco de tiempo no has podido ver este documental… ¿por qué? Pues porque a las horas que lo emitieron en la 2, o bien no lo podías ver por el motivo que fuera, o porque no te enteraste…

    ¿Por qué has podido verlo? Por estar subido en la web de RTVE, y además con una licencia libre. ¿Qué han conseguido con ello? Que más gente lo pueda ver que simplemente emitiéndolo por la 2…

    Pues bien, eso es lo que no les entra en la cabeza a los defensores del copyright sin más, que sus creaciones lleguen a más gente

    Hay mucos aspectos a tener en cuenta. El tema es demasiado complejo para sacarlo en un comentario. Y te podria contar muchas cosas, tanto como creador como “consumidor” de obras ajenas… Ya dejé mis impresiones en mi blog, como tú bien sabes, y creo que ya las conoces.

    Un saludo y gracias 😉

  9. Comparto tus palabras, he visto el documental hace ya un tiempo y lo que más me llamó la atención no es descubrir como se le llama cultura a comercio puro y duro, o las posturas de esos progres que ya no quieren compartir sus ideales antiguos, a mi me llamó mucho la atención ese video educativo donde se manipulan a los niños donde se les quiere enseñar que copiar es un delito, me hizo preguntare si esta postura no les llevará a no copiar el comportamiento paterno ya que todos sabemos que los nanas aprenden por copia e imitación…
    Bueno no quiero alargarme solo decirte que aunque he tardado, (problemas de linea), aquí estoy para agradecerte visita a mi blog
    Te dejo besos

  10. Hola Irene. Todo tiene sus ventajas y desventajas, pero bueno… aunque existan ciertos riesgos, creo que hay mucho más de positivo.
    ¡Un abrazo muy fuerte!

    Muchas gracias José GDF por compartir tus impresiones y con las que veo muchos puntos en común, sin duda.

    Gracias metgaladriel y Towanda por vuestra visita, seguiremos con el debate, ¡seguro!

    ¡Hola 40añera! Es verdad, desde niños somos esponjas que absorvemos todo lo que vemos y hacen nuestros mayores… jeje. Gracias por tu visita. ¡Bienvenida!

Han dejado su huella

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s