Grisélidis Réal

“La prostitución es un arte, un humanismo y una ciencia”
Grisélidis Real. Escritora, pintora y prostituta suiza
31 de mayo de 2005 es la fecha de la muerte de Grisélidis Réal. Tal vez este nombre no os diga nada, o tal vez ya habéis podido degustar el brillante documental de Harmonía Carmona, titulado Muerte de una puta (2005), que tiene como hilo argumental la vida y vicisitudes de Grisélidis. Murió en Ginebra y fue la prostituta más célebre y mediática de Suiza. En las últimas semanas ha vuelto a ser noticia en su tierra y os contaré el motivo a través de las palabras de los miembros de Aspasie, asociación suiza, fundada por la propia Grisélidis Réal y que trabaja por los derechos de las trabajadoras/es del sexo:
“Tras el anuncio por las autoridades de la Ciudad de Ginebra que el cuerpo de Grisélidis Réal será trasladado al “cimetière des Rois” (cementerio de los Reyes), una virulenta polémica se ha desarrollado.Varias personalidades que han marcado la vida de Ginebra y de otras partes del mundo descansan en este cementerio: políticos, artistas, filósofos y entre ellos algunas mujeres (pero muy pocas). Desde hace dos semanas, artículos, cartas de lectores, mensajes en los blogs, emisiones en la radio, etc. han aparecido todos los días. Algunas personas están indignadas, horrorizadas por la idea de que una prostituta sea enterrada en el mismo lugar que Calvino y otras personalidades. Estos comentarios están generalmente moralistas o despectivos. Otros creen que es justo que Grisélidis descanse en el “Père Lachaise” de Ginebra para honrar a su extraordinario compromiso humanista contra todo tipo de opresión, a su obra literaria y artística, y a su lucha por los derechos de todas las personas prostitutas de todo tipo y origen.La última voluntad de Grisélidis fue la de ser enterrada en este prestigioso lugar. Deseaba que el epitafio en su lápida sepulcral dijera: “escritora, pintora, prostituta” para sostener la lucha por el respeto y la dignidad de los trabajadores y las trabajadoras del sexo.La obra de Grisélidis es conocida en Ginebra, pero pocas personas saben cómo ella ha inspirado, animado, apoyado las luchas en otros países.
Sería un placer si pudiera enviar su opinión (en su idioma) al encargado del Departamento de la Cultura de la Ciudad de Ginebra:
patrice.mugny@ville-ge.ch con una copia al alcalde de Ginebra manuel.tornare@ville-ge.ch y al Centro Grisélidis Réal centregriselidisreal@gmail.com.”
La mejor manera de conocer la biografía de esta incansable mujer y de acercanos al lejano mundo que puede parecernos el tímido movimiento organizativo de prostitutas en Europa, puede ser mediante Muerte de una puta, película documental de una sensibilidad exquisita e incluso buena fotografía que te arrastra por paisajes fuera de lo común: prostitutas de Bélgica, Suiza, Italia y España que comparten con Grisélidis Real la fortaleza para reivindicarse como trabajadora del sexo y no morir en el intento, rompiéndote los esquemas. Personas que narran su experiencia en la prostitución y que militan en asociaciones de toda Europa trabajando por el reconocimiento de derechos del trabajo sexual. Para quitarse el sombrero es la resuelta y atrevida entrevista de Harmonía a Sonia Verstappen, que trabaja ofreciendo servicios sexuales desde una vitrina de Bruselas: “Si pudiese cambiaría muchas cosas de mi vida, pero no mi profesión”. Sin tapujos.
Si deseas sumergirte en la vida de Grisélidis Real, puedes leer su novela autobiográfica “El negro es un color”, Ediciones Bellaterra.
Anuncios

Han dejado su huella

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s